Novedades de la Cochrane Library: 1/5 Búsqueda por Respuestas Clínicas

Recientemente, la Cochrane Library ha agregado nuevas funciones y actualizado otras. Entre ellas destacan:

Veamos la primero de estas novedades.

Las Respuestas Clínicas Cochrane (en inglés Cochrane Clinical Answers; CCA) están escritas por médicos para médicos. Su función es la de proporcionar un resumen ameno, asequible y enfocado desde el punto de vista clínico a la investigación rigurosa a partir de las Revisiones Cochrane. Estas respuestas se diseñan para ser útiles e informar la toma de decisiones en el lugar de asistencia.

Las Respuestas Clínicas (Cochrane Clinical Answers) proporcionan un resumen ameno, asequible y enfocado a la investigación procedente de las Revisiones Cochrane @cochranecollab. Están diseñadas para ser útiles en la toma de decisiones clínica.  

Cada CCA contiene una pregunta clínica, una pregunta corta y los datos de los resultados de una Revisión Cochrane considerados más relevantes para la práctica de los profesionales sanitarios. La evidencia se muestra en un formato tabulado fácil de usar que incluye textos, datos y enlaces a gráficos. Aquí podemos ver una CCA:

Acceso a Clinical Answers de Cochrane Library

Nueva Biblioteca Cochrane ya disponible

La Cochrane Iberoamerica nos anuncia que a partir de esta semana los usuarios con acceso a la Biblioteca Cochrane serán dirigidos a la nueva plataforma recién estrenada. La suscripción que hace el Ministerio de Sanidad para toda España de La Cochrane Library Plus, ahora denominada Biblioteca Cochrane,  tiene un nuevo portal mejorado desde el pasado 10 de septiembre.

La principal novedad es que la nueva versión permite el acceso al formato libre y completo de la versión en inglés de las revisiones. Ello será siempre así a partir de ahora pues la Biblioteca Cochrane como tal está integrada en la nueva plataforma, siempre accesible desde www.bibliotecacochrane.com

El diseño de la nueva Biblioteca Cochrane está mejorado e incluye:

  • Un nuevo portal en español y acceso al contenido traducido a varios idiomas a través de una búsqueda básica.
  • Un diseño mejorado para las revisiones Cochrane, los registros de ensayos clínicos de CENTRAL y todos los demás contenidos.
  • Respuestas Clínicas Cochrane integradas al completo en la Biblioteca Cochrane.
  • Búsqueda simultánea en todos los tipos de contenido, incluidas las revisiones y protocolos Cochrane, CENTRAL, editoriales, colecciones especiales, Respuestas Clínicas Cochrane y otras revisiones sistemáticas de Epistemonikos.
  • Mejor visualización de los resultados de la búsqueda, incluyendo nuevos filtros de contenido, criterios de ordenación ampliados y opciones de exportación de múltiples registros.
  • Pestañas de búsqueda avanzada mejor integradas y búsqueda MeSH optimizada.
  • Enlace de los registros de CENTRAL con las revisiones Cochrane.
  • Fácil envío y visualización de los comentarios sobre las revisiones y protocolos Cochrane y los editoriales publicados.
  • Navegación sencilla entre las revisiones Cochrane y los podcasts, las Respuestas Clínicas Cochrane y los editoriales relacionados.

Nueva Cochrane.png

Versión antigua con la noticia del cambio

Nueva Cochrane 2018.png

Nueva interface de la Biblioteca Cochrane.

Para más detalles sobre su funcionamiento, se puede consultar un díptico aquí o un vídeo aquí.

Revisiones sistemáticas: Cómo documentar las estrategias de búsqueda en bases de datos automatizadas

Los bibliotecarios que participan en un proyecto de revisión sistemática deben redactar la parte del manuscrito que se refiere a los resultados de búsqueda. En una anterior entrada hablaba de “Cómo documentar los artículos obtenidos en búsquedas no automatizadas en la metodología de búsqueda bibliográfica” en una revisión sistemática. Hoy voy a tratar cuestiones de estilo cuando documentamos la estrategia de búsqueda en bases de datos automatizadas siguiendo el modelo propuesto por el Manual de estilo Cochrane.

Lo primero es relativo al formato de elección para las bases de datos más frecuentemente utilizadas. La Cochrane nos indica que deben escribirse con letras mayúsculas: MEDLINE, CENTRAL, OLDMEDLINE y CINAHL (no CINHAL). Otras bases de datos usan una combinación de letras minúsculas y mayúsculas, por ejemplo, Embase (no EMBASE ), PsycLIT (no PsychLIT) y PsycINFO (no PsychINFO).

Las fuentes de búsqueda se han de mencionar en el apartado de “Métodos” como “Métodos de búsqueda para la identificación de estudios” siguiendo el siguiente orden: [Cochrane Group name] Specialised Register (o Specialized Register o Trials Register), CENTRAL, MEDLINE, Embase y cualquier otra base de datos.

También se han de describir brevemente en el resumen de la revisión sistemática, por ejemplo, “Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, otras cinco bases de datos y tres registros de ensayos (mes y año)”.

En la sección Métodos de búsqueda, se debe proporcionar la fecha de la búsqueda más reciente (día/mes/año) junto con el número de versión o versión (según corresponda) de cada base de datos. La fecha de inicio de la base de datos debe darse cuando se conozca. Los nombres de las bases de datos deben incluir la plataforma o el nombre del proveedor y los sitios web deben incluir el nombre completo y la URL.

Algunos ejemplos:

  • MEDLINE Ovid (1946 al 10 de febrero de 2015);
  • Embase Ovid (desde 1974 hasta el 9 de febrero de 2015);
  • CINAHL EBSCO (1982 a 9 de febrero de 2015);
  • PsycINFO Ovid (de 1806 a 10 de febrero de 2015);
  • LILACS (1982 a 10 de febrero de 2015);
  • Registro ISRCTN (www.isrctn.com; busqueda realizada el 10 de febrero de 2015);
  • ClinicalTrials.gov (www.clinicaltrials.gov; búsquedas realizadas el 10 de febrero de 2015).

Los términos de búsqueda serán “palabras de texto” (“text words” en inglés) y términos del vocabulario indexado o controlado. El formato preferido para referirse al vocabulario controlado de la NLM utilizado para indexar artículos para MEDLINE (y PubMed ) es MeSH (no MESH).

Si mostramos los enlaces a sitios web dentro del texto copiaremos y pegaremos la URL del sitio web, pero eliminando los caracteres innecesarios del final de la URL. Por ejemplo:

https://www.researchinformation.info/news/digital-science-opens-russia-subsidiary?utm_source=adestra&utm_medium=RINewsline&utm_campaign=RI%20NL%20MAY17

Debe acortarse a:

https://www.researchinformation.info/news/digital-science-opens-russia-subsidiary

Hay que omitir el prefijo ‘http: //’ o ‘https: //’ de este campo, no omitir el ‘www.’ si está presente (aunque la dirección probablemente funcionará sin ella) y no agregar ‘www.’ si no está incluido.

Además, cuando enviemos nuestro manuscrito a publicar hay que tener en cuenta que la mayoría de las revistas siguen las guías PRISMA (Preferred Reporting Items for  Systematic Reviews and Meta-Analyses Checklist item 8) que indican que hay que publicar como apéndice del artículo la estrategia de búsqueda de, al menos, una base de datos principal de tal forma que pueda ser reproducible.

El formato puede ser similar al de este ejemplo adaptado del artículo Alejandria MM, Lansang MA, Dans LF, Mantaring JB. Intravenous immunoglobulin for treating sepsis and septic shock. Cochrane Database Syst Rev2002;(1):CD001090, doi:10.1002/14651858.CD001090:

Apéndice: “Estrategia de búsqueda: MEDLINE (OVID)

#1         immunoglobulins/

#2         immunoglobulin$.tw.

#3         ivig.tw.

#4         1 or 2 or 3

#5         sepsis/

#6         sepsis.tw.

#7         septic shock/

#8         septic shock.tw.

#9         septicemia/

#10        septicaemia.tw.

#11        septicemia.tw.

#12        5 or 6 or 7 or 8 or 9 or 10 or 11

#13        4 and 12

#14        randomised controlled trials/

#15        randomised-controlled-trial.pt.

#16        controlled-clinical-trial.pt.

#17        random allocation/

#18        double-blind method/

#19        single-blind method/

#20        14 or 15 or 16 or 17 or 18 or 19

#21        exp clinical trials/

#22        clinical-trial.pt.

#23        (clin$ adj trial$).ti,ab.

#24        ((singl$ or doubl$ or trebl$ or tripl$) adj (blind$)).ti,ab.

#25        placebos/

#26        placebo$.ti,ab.

#27        random$.ti,ab.

#28        21 or 22 or 23 or 24 or 25 or 26 or 27

#29        research design/

#30        comparative study/

#31        exp evaluation studies/

#32        follow-up studies/

#33        prospective studies/

#34        (control$ or prospective$ or volunteer$).ti,ab.

#35        30 or 31 or 32 or 33 or 34

#36        20 or 28 or 29 or 35

#37        13 and 36”

Problemas de recuperación de ensayos clínicos en MEDLINE

La identificación completa de los ensayos controlados aleatorios es fundamental para la recuperación de toda la evidencia. Sin embargo, las bases de datos como MEDLINE no siempre han tenido una recuperación sencilla de estos artículos. Así RCT (ensayo controlado aleatorio) [pt] (tipo de publicación) se introdujo en 1991 y CCT (ensayo clínico controlado) [ pt] se introdujo en 1995. Por tanto, los ECC anteriores a esta fecha tuvieron que ser clasificados bajo categorías muy amplias, mezclados con otro tipo de estudio. Por este motivo se creó el primer filtro al observarse limitaciones en la indización de la base de datos MEDLINE para los ensayos clínicos. Este filtro, basado en una opinión experta, fue desarrollado por K. Dickersin, R Scherer y Carol Lefebvre y en 1993 en Inglaterra y llamado Optimally Sensitised Search Strategy y posteriormente Cochrane Highly Sensitive Search Strategy para localizar ensayos clínicos aleatorizados en MEDLINE. Esta situación cambió en 1994 para la base de datos EMBASE y en 1995 para MEDLINE tras añadirse nuevos términos de indización.

Desde el año 1994 hasta 2006 la Colaboración Cochrane y Biblioteca Nacional de Estados Unidos de Medicina (NLM) trabajaron juntos para identificar y reetiquetar registros de ensayos controlados aleatorios con RCT [pt]. Durante este tiempo el proyecto de reetiquetado Cochrane se identificaron 39.189 registros de Medline de ensayos controlados aleatorios que no se indexan con RCT [pt] y que fueron transmitidas a la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. para el reetiquetado. Desde el año 2006 se ha suspendido este trabajo de reetiquetado y la clasificación de la RCT [pt] en Medline ahora se basa únicamente en la indexación realizada por la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.

Se acaba de publicar un artículo en el BMJ en el que analizan los motivos por los que los artículos que son ensayos clínicos no se indexan como tales con la etiqueta de tipo de artículo (“randomised controlled trial[pt]) en MEDLINE. En este trabajo se han identificado al menos 3.000 registros en los ensayos controlados aleatorios, pero no indexados usando RCT [pt] que se ha introducido en Medline entre 2006 y 2011.

Por lo tanto, aquellos que buscan la evidencia basada en ensayos clínicos deben tener en cuenta que ciertos tipos de ensayos clínicos pueden no recuperarse mediante el uso de RCT [pt] para los años desde que el proyecto de reetiquetado ha cesado.  Los editores de revistas y aquellos que revisan las revisiones sistemáticas deben seguir examinando las estrategias de revisión sistemática de búsqueda para garantizar que los autores no se han basado en las búsquedas sencillas tales como que el uso de ECA [pt].