Sesgos en la localización de estudios para una revisión sistemática

Una de las características principales de los estudios de síntesis de evidencia es reducir el sesgo en todas las etapas del proceso de revisión. El sesgo se introduce potencialmente en cualquier etapa del proceso de la revisión sistemática, desde decidir cuál es su pregunta de investigación hasta cómo medir sus resultados y elegir qué hallazgos publicar.

Al buscar estudios relevantes para una revisión sistemática, son posibles muchos sesgos: Primero, incluir limitadores de búsqueda arbitrarios, como la ubicación geográfica del estudio o el año de publicación. La imposición de estas restricciones a la población de estudios potenciales producirá una muestra sesgada porque los autores están potencialmente ignorando un conjunto relevante de evidencia. En segundo lugar, los autores de la revisión pueden restringir su búsqueda solo a las principales bases de datos que conocen o no incluir completamente una representación de las bases de datos disponibles. Por ejemplo, una búsqueda en la base de datos utilizando solo MEDLINE arrojará el 30-80% de los ensayos relevantes (ver aquí). Tercero, el sesgo de publicación simplemente se refiere a la probabilidad de que aquellos estudios con efectos negativos o hallazgos no estadísticamente significativos no se publiquen (Rosenthal, 1979). Esto significa que la investigación disponible en revistas revisadas por pares está sesgada hacia la investigación con resultados positivos y puede no ser una representación precisa de la totalidad de la evidencia de investigación existente. 

Podemos resumir los sesgos en los siguientes tipos:

  • Limitación geográfica.
  • Limitación del tipo de documento (p.ej.. Cartas – Iansavichene AE, Sampson M, McGowan J, Ajiferuke IS. Should systematic reviewers search for randomized, controlled trials published as letters? Ann Intern Med. 2008 May 6;148(9):714-5. doi: 10.7326/0003-4819-148-9-200805060-00023. PMID: 18458294.).
  • Sesgo de idioma – ¿solo inglés?. Excluir idiomas no inglés no cambia la conclusión de la RS excepto para medicina alternativa/complementaria.
  • Sesgo de base de datos: Sesgo en PubMed geográfico y de idioma (Pilkington K, Boshnakova A, Clarke M, Richardson J. “No language restrictions” in database searches: what does this really mean? J Altern Complement Med. 2005 Feb;11(1):205-7. doi: 10.1089/acm.2005.11.205. PMID: 15750383).
  • Sesgo de texto completo (solo gratuito/Open Access/accesible).
  • Sesgo de literatura publicada (Arber 2013). Las búsquedas de artículos relevantes deben realizarse en múltiples fuentes de literatura comercial y gris, es imprescindible utilizar tantas bases de datos de temas relevantes como sea posible, no solo para garantizar que se hayan localizado los documentos relevantes, sino también para reducir el sesgo de selección (Dickersin et al. al., 1994). Para contrarrestar los efectos negativos del sesgo de publicación, se deben incluir varias fuentes de literatura gris. 
  • Sesgo de limitación temporal/fechas (pero hay que justificar). A veces es apropiado limitar la búsqueda a un idioma o marco de tiempo en particular si la revisión solo está interesada en estudios realizados en una determinada ubicación geográfica o durante un tiempo en particular.

Reproducibilidad de la búsqueda bibliográfica.

La búsqueda de estudios ha de informarse de modo transparente para que pueda ser reproducible. Nos tenemos que preguntar si cualquiera que acceda a las bases de datos puede repetir mi búsqueda y obtener los mismos o similares artículos. Si la respuesta es afirmativa, entonces está bien hecho. En caso contrario, hay que buscar que es lo que está mal.

Para todas las búsquedas en bases de datos debemos documentar lo siguiente:

  • Estrategia (search lines and strings).
  • Fecha de la búsqueda (día, mes y año).
  • Nombre de la base de datos, cobertura temporal, interface.
Traducido y adaptado de: Foster MJ, Jewell ST. Assembling the pieces of a systematic review: A guide for librarians. Lanham: Rowman & Littlefield, 2017.

Cualquiera que replique una estrategia debe llegar a un resultado similar. No será igual en los casos de:

  • Incorporación de nuevos registros a la base de datos.
  • Cambios en el tesauro.
  • Cambios de sintaxis, código de campos, …

Cuando se describa la búsqueda podemos guiarnos por el Manual Cochrane de Estilo (p.ej., con respecto al uso de abreviaturas de las bases de datos, el orden de las bases de datos en las que hayas buscado, etc.). También debemos seguir los estándares de la extensión PRISMA-S PRISMA Search Reporting Extension (Puedes descargar una versión Word; PDF; y Excel de la lista de verificación PRISMA-S en el sitio web de PRISMA y en https://osf.io/sfgvq/). (Rethlefsen, M.L., Kirtley, S., Waffenschmidt, S. et al. PRISMA-S: an extension to the PRISMA Statement for Reporting Literature Searches in Systematic Reviews. Syst Rev 10, 39 (2021). https://doi.org/10.1186/s13643-020-01542-z).

Guías, manuales y estándares para hacer y para reportar una revisión sistemática

En una entrada anterior daba cuenta de la actualización de la Declaración PRISMA Statements 2020. Hoy quiero comentaros la interesante entrada “Sobre el uso y mal uso de @PRISMAStatement https://rafabravo.blog/2021/04/22/sobre-el-uso-y-mal-uso-de-prisma/…

Y para mayor comodidad en su uso, en el blog de Rafa Bravo @PrimunNocere, se puede descargar la versión traducida al español aquí.

En esta entrada de su blog PRIMUM NON NOCERE, Rafa Bravo nos deja claro que la declaración @PRISMAStatement 2020 no es una guía para la realización de revisiones sistemáticas y tampoco debe utilizarse para evaluar la calidad metodológica de estas.

Además, la Declaración PRISMA no tiene la intención de aconsejar sobre la publicación de protocolos de Revisiones Sistemáticas, para los cuales se encuentra disponible una extensión separada: PRISMA for Protocols (PRISMA-P) 2015 Statement.

El número de revisiones sistemáticas (RS) ha aumentado sustancialmente durante los últimos 20 años, sin embargo, muchas RS continúan realizándose y notificándose de manera deficiente, y todavía es común ver artículos que usan la Declaración PRISMA y otras pautas de presentación de informes de manera inapropiada. La Declaración PRISMA y sus extensiones son un conjunto mínimo de recomendaciones basadas en la evidencia, diseñadas principalmente para fomentar la presentación de informes transparentes y completos de los RS. Es decir, es una hoja de ruta para ayudar a los autores a describir mejor lo que se hizo, lo que se encontró y, en el caso de un protocolo de revisión, lo que planean hacer ( Sarkis-Onofre R).

Pero no es infrecuente leer en los manuscritos de las revisiones sistemáticas las siguientes frases: “Esta revisión de alcance se llevará a cabo de acuerdo con los elementos de la Declaración PRISMA-ScR”. O “Este protocolo se diseñó basándose en la Declaración PRISMA-P”.

Por lo tanto, hay que distinguir entre realizar (“conduct”) e informar (“report”) una #RevisiónSistemática u otro documento de síntesis de la evidencia. Aquí dejo diferentes guías, manuales y estándares:

Por lo tanto, lo adecuado en el informe de nuestra revisión podemos indicar:

  • “El informe de esta revisión sistemática se guio por los estándares dPRISMA”.
  • “Esta revisión de alcance se informó de acuerdo con los elementos de la extensión PRISMA-ScR”.
  • “El protocolo se informa de acuerdo con PRISMA-P”.

BIBLIOGRAFÍA:

Bravo R. Sobre el uso y mal uso de PRISMA [Internet]. Primum non nocere 2021; 2021 [consultado 27 de abril 2021]. Disponible en: https://rafabravo.blog/2021/04/22/sobre-el-uso-y-mal-uso-de-prisma/

Sarkis-Onofre R, Catalá-López F, Aromataris E, Lockwood C. How to properly use the PRISMA Statement. Syst Rev. 2021 Apr 19;10(1):117. doi: 10.1186/s13643-021-01671-z. PMID: 33875004; PMCID: PMC8056687. Disponible en: https://systematicreviewsjournal.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13643-021-01671-z