Recomendaciones para la implantación de la Práctica Basada en la Evidencia

En un reciente artículo publicado en BMJ Open (Ubbink DT, Guyatt GH, Vermeulen H. Framework of policy recommendations for implementation of evidence-based practice: a systematic scoping review. BMJ Open. 2013 Jan 24;3(1). doi:pii: e001881. 10.1136/bmjopen-2012-001881. Print 2013. PubMed PMID: 23355664.) se hace una revisión sistemática de la literatura para resumir las soluciones propuestas de infraestructura y organizativas para promover la práctica basada en la evidencia (PBE).

Los autores llegan a la conclusión de que después de más de 20 años de su introducción, el paradigma de la PBE ha sido adoptado por profesionales de la salud como un medio importante para mejorar la calidad de la atención al paciente, pero su aplicación sigue siendo deficiente.

Entre los resultados se encontró que la mayoría (mediana 64%) de los médicos y enfermeras consideraban su conocimiento de la PBE era insuficiente, una media del 70% de los encuestados consideraron que sus habilidades como insuficientes e igual ocurrió con su formación en estos temas.

Aunque  la accesibilidad a PubMed fue alta (al menos el 88%, con alguna excepción) la toma de decisiones clínicas se basaban en libros de texto  y en la consulta a colegas en lugar de mediante la búsqueda en bases de datos electrónicas.

Las barreras se resumen en la siguiente tabla y que fueron sorprendentemente similares excepto la barrera del idioma para los países de habla no inglesa y la limitación en el acceso a bases de datos electrónicas de algunos países:

Barreras PBE

El total de las soluciones recomendadas las podéis consultar en la siguiente tabla (http://bmjopen.bmj.com/content/3/1/e001881/T5.expansion.html) muchas de las cuales se basan en la educación y aprendizaje.

Por mi parte destaco una de las recomendaciones que indican la necesidad de existencia de Servicios de Biblioteca con servicios de búsqueda en las bases de datos, accesos a Internet y ordenadores en el sitio de toma de decisiones, sistemas que permitan el acceso a Guías, protocolos y temas evaluados críticamente (CATs) y sistemas de apoyo a la toma de decisiones automatizada con prioridad de revisiones sistemáticas.

Valor de la biblioteca y servicios de información en el cuidado del paciente

Va a publicarse en breve el artículo Value Study en la revista Journal of the Medical Library Association cuya referencia completa es la siguiente:

Marshall JG, Sollenberger J,  Easterby-Gannett S, Morgan LK, Klem ML, Cavanaugh SK, Oliver KB, Thompson CA, Romanosky N, Hunter S. The value of library and information services in patient care: Results of a multi-site study. Journal of the Medical Library Association 2013 Jan; 101(1):39-46.

El objetivo del Value Study es entender el valor de la biblioteca de ciencias de la salud, los servicios de información y el bibliotecario en la atención al paciente.

El estudio resultante se basa en investigaciones previas en este tema del “estudio de Rochester” (Marshall, JG. Las repercusiones de la biblioteca del hospital en la toma de decisión clínica: El estudio de Rochester . Bulletin of the Medical Library Association. 1992 Apr;. 80 (2) :169-78), realizada a principios de 1990 por Marshall y un equipo de estudio de la Rochester (NY). Es este ya histórico trabajo Rochester los médicos calificaron la información proporcionada por la biblioteca más alta que la ofrecida por otras fuentes de información tales como diagnóstico por imagen, pruebas de laboratorio y discusiones con colegas.

Algunos de los resultados del Value Study los podéis ver un póster resumen. Aquí os dejo lo principal:

Value Study_1

Value Study_2

Value Study_3En estos tiempos de crisis y recortes siempre son bienvenidos estudios como estos que nos permiten demostrar la necesidad de las bibliotecas para la mejora de la atención de los cuidados de los pacientes.

Materiales webinar “PubMed para principiantes”

Como ya os anuncié en mi anterior entrada, ayer por la tarde impartí el webinar en SocialBiblio  de título “Pubmed para principiantes“.

Me alegró ver que acudieron no sólo profesionales de la información y bibliotecarios, sino también muchos profesionales sanitarios que quisieron aprender más sobre esta herramienta de búsqueda especializada en ciencias de la salud.

A todos los que me seguisteis, y por supuesto a Paula y María, me gustaría daros las gracias.

Os dejo la presentación así como el enlace a la grabación de la clase para los que no pudierais asistir en directo.